Carpe diem (disfruta el día)


En la vida diaria, el hombre se encuentra constantemente de frente a pequeñas y grandes posibilidades, algunas de estas pudieran cambiar su vida en modo completo, otras podrían simplemente conducirlo a una desconocida y preciosa experiencia. Sin embargo frecuentemente, el temor de aprender algo nuevo o la idea de no ser capaces, nos lleva a renunciar, desperdiciando una ocasión que la vida nos ha obsequiado.

La realidad cotidiana está hecha de una inextricable red de posibilidades  faltantes, por distracción, a causa del miedo, por una incapacidad de reconocer aquello que se presenta de frente a nosotros… cada persona es rica en sueños e ideales que quisiera realizar, pero frecuentemente se percibe como inadecuado o que no cuenta con los medios necesarios, siendo así por consecuencia, que se acaban olvidando de las propias aspiraciones o se convencen de que “no eran importantes”

Y sin embargo, cada uno de nosotros sueña y si podemos soñar, eso quiere decir que estamos estructurados, hechos, para realizar nuestras aspiraciones.

Todo aquello que hoy gozamos, es el efecto de sueños de hombres y de mujeres del pasado, algunos realizados en conjunto con otros, otros realizados en soledad… todos nosotros debemos de agradecer a esos soñadores en la medida en que son inspiración para nosotros y en la medida en que nosotros mismos disfrutamos y usamos el producto de sus sueños.

Cada persona tiene un impulso intrínseco a su naturaleza, que lo lleva a buscar, a dirigirse hacia una dirección a través de la vía de la vida; no todos logran realizar aquello que quieren, pero todos deberíamos intentarlo. Como ha dicho Roosvelt,  « no haberlo intentado nunca, es peor que haber fallado».

Tener coraje en la vida (en el sentido de fuerza de ánimo, fortaleza) es fundamental, es necesario  para todas las cosas… el joven que teme un rechazo de la chica que le gusta, la persona que no da el siguiente paso en el trabajo porque no se arriesga debido a su incerteza al hacer una elección, la decisión de cambiar de casa, trabajo o hasta del compromiso dejando de compartir la vida con quien se ama… y tantas otras eventualidades….

Aquello que perdemos en el presente, difícilmente se entiende como “Carpe diem”…. La vida es movimiento, y quien se mueve puede cometer errores; permaneciendo quietos no nos equivocamos jamás, pero si quedamos inmóviles, renunciamos al gran don de la vida.

Muchas veces tendemos solo a buscar la seguridad, nos habituamos velozmente a nuestras condiciones de vida lo que nos lleva a no reconocer las condiciones privilegiadas en las que nos encontramos; ver a otros que no gozan de nuestros privilegios nos puede ser muy útil para apreciar lo que tenemos, lo que somos, lo que queremos ser..

Soñar, osar, querer crecer humanamente, buscar un mejoramiento espiritual y psicológico, no solo material de la propia existencia, desear la vida y vivirla con amor, con pasión es un derecho al cual no podemos renunciar para ser justos con la vida que nos fue dada… pensaba en todo esto después de ver el video.

Adriana D.

Pd. Gracias Esperanza!

  1. #1 por EDMICA el 13/03/2012 - 9:50 PM

    EXCELENTE MENSAJE ………..QUE NOS ENSEÑA, COMO FAMILIA, QUE TODO ES POSIBLE CON LA CONFIANZA PUESTA EN DIOS Y EL DESEO PROPIO DE QUERER SUPERAR CADA DIFICULTAD.
    LINDA FAMILIA, QUE EVANGELIZA CON SU TESTIMONIO………..SIGAN ADELANTE, QUE NUESTRO SEÑOR, TIENE MAS PARA USTEDES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: