Propósitos de Año Nuevo


Cada año hablamos de hipotéticos cambios para mejorar  nuestro estilo de vida, pero en particular en el período que inicia el año, una gran mayoría de amigos  y alumnos se acercan a mí para hablarme de sus buenos propósitos. Lo que más he escuchado son en relación a:

  • Pasar más tiempo en familia y con amigos
  • Bajar de peso.
  • Ejercitarse.
  • Gestionar mejor sus ingresos.
  • Dejar de fumar.
  • Disfrutar más de la vida.
  • Pagar las deudas.
  • Aprender algo nuevo
  • Ser más organizado.
  • Ayudar a otros.

Todos son excelentes resoluciones, es una pena que la mayor parte de las veces esos propósitos no llegan a concretarse, a transformarse en una realidad… quizá sea el momento, de preguntarnos si nuestras metas son objetivamente alcanzables o simplemente no se realizan porque no movemos nuestra voluntad.

Creo que es importantísimo tener claro lo que se desea para uno mismo; concentrándonos en una sola cosa a la vez.

Analizar aquello que puede hacernos felices; evitando los deseos abstractos y  detenernos sobre aquello que queremos verdaderamente para acumular las energías necesarias sin desgastarnos en una multiplicidad de cosas que queremos logar… una sola cosa a la vez, porque luego sucede que en los primero días del año, nos sentimos fuertes como leones, sentimos que “éste año es el bueno” para  lograr nuestros sueños… cambiar de trabajo, encontrar a la persona ideal, bajar de peso, hacer ejercicio, etc… pero después de pocos días, parece que la energía y la magia del inicio de año,  comienzan a verse muy arduos, difíciles y  finalmente terminamos por dejarlos de lado…”hasta el próximo año nuevo”… por ello, deberemos de concentrarnos en un solo objetivo a la vez  y priorizar aquellos que enriquecen nuestra personalidad, y  garanticen nuestro bienestar.

Es importante concentrarse sobre los buenos propósitos que pueden aumentar nuestros niveles de bienestar y autoestima, tomando conciencia no solo de los resultados a  corto plazo, sino también del resultado que queremos obtener a largo plazo de tal manera de no desanimarnos si los primeros resultados no se obtienen inmediatamente.

Además, es importantem analizar  los eventos positivos y negativos que hemos tenido en el 2011. En ésta fase es importante no juzgar nuestros fracasos con dureza, más bien considerarlos como una posibilidad y una vez afrontados, tratar de no repetirlos en el futuro.

Feliz y Sereno Año Nuevo para todos.

Adriana

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: